del 5 al 7 de Abril de 2019
  • Inicio
  • noticias
  • Ayudas de la Xunta para instalar calderas de biomasa en las casas del rural

noticias

Ayudas de la Xunta para instalar calderas de biomasa en las casas del rural

El plazo de presentación de las solicitudes estará abierto desde el 24 de marzo hasta el 23 de abril, y previamente se abre un plazo para que se adhieran las entidades colaboradoras.

El Instituto Energético de Galicia publicó el pasado jueves la convocatoria de ayudas para la instalación de calderas de biomasa en viviendas del rural gallego.

La convocatoria de ayudas, dotada con más de 2,2 millones de euros, está destinada a los hogares gallegos dentro del Plan de vivienda de la Consellería de Economía, Empleo e Industria. Al abrigo de este programa, los particulares pueden beneficiarse de ayudas de hasta 50.000 euros por prollecto, subvencionado hasta un máximo del 50% de la inverisón.

Cofinanciados con fondos Feader, los apoyos se centran en el rural, excluyendo las zonas densamente pobladas que mayoritariamente se sitúan en las siete grandes ciudades.

El objetivo de la Xunta es impulsar este año la instalación de 1700 calderas de biomasa

La Xunta impulsará en 2017 la instalación de 1.400 calderas de biomasa con las que prevé que se ahorrarán cerca de 3 millones de euros al año frente a la utilización de otros tipos de combustibles y que evitarán la emisión a la atmósfera de 20.600 toneladas de CO2.

Para eso, la Consellería de Economía, Empleo e Industria destinará este año un total de 11,7 millones de euros al fomento del uso de la biomasa forestal con fines térmicos.

Para eso se activarán en este 2017 tres convocatorias centradas en la adquisición de calderas y que apoyarán, ademas, la adquisición de estufas de aire, cocinas calefactoras, generadores de aire caliente y el cambio de quemadores en equipos ya existentes. Ademas, se convocará un cuarto programa de ayudas específico para la puesta en marcha de redes de distribución de calor (district heating).

Estas ayudas, que pueden llegar hasta el 75% de la inversión, se enmarcan en la Estrategia integral de impulso a la biomasa con fines térmicos, con la que la Xunta busca fomentar la eficiencia energética y disminuír el consumo de energías convencionales para reducir la dependencia energética del exterior, al tiempo que se impulsa la industria asociada y se mejora la gestión y el rendimiento de los montes gallegos.

La primera de las convocatorias de este año es la publicada el pasado jueves en el Diario Oficial de Galicia.

También en este mismo mes de marzo está prevista la publicación de una convocatoria dotada con fondos Feder destinada a empresas, favoreciendo su competitividad; entidades sin ánimo de lucro y administraciones públicas, con un presupuesto de más de 4,6 millones de euros y apoyos de hasta 200.000 euros por proyecto y un millón por beneficiario.

A estas dos convocatorias se sumará próximamente la destinada a impulsar proyectos singulares de redes de distribución de calor con biomasa (district heating), que el año pasado se puso en marcha por primera vez. El programa, dotado con fondos Feder, contará con un presupuesto de 4,5 millones de euros, y con ayudas de hasta un millón de euros por proyecto o beneficiario.

Se publicará una convocatoria de ayudas para impulsar las energías renovables en el sector agroalimentario

Como novedad, la Consellería de Economía, Empleo e Industria publicará una nueva convocatoria específica para impulsar las energías renovables en el sector agroalimentario, dentro de la cual se prevé destinar 275.000 euros al fomento de la biomasa con fines térmicos.

Estas órdenes se ponen en marcha en el marco de la Estrategia Integral de Impulso a la Biomasa, que promueve el uso de este combustible con fines térmicos para impulsar el desarrollo de las áreas rurales y del sector primario, favorecer la economía familiar y de las pymes, generar empleo cualificado y mejorar la calidad de vida de la ciudadanía.

Con la activación de las ayudas la Xunta prevé que al final de 2017 se habrá apoyado la instalación de 4.000 calderas de biomasa en hogares, administraciones y empresas gallegas desde la puesta en marcha de la Estrategia en 2014, lo que permitirá, según el gobierno gallego, ahorrar 20 millones de litros de gasóleo al año, y dejar de emitir 60.000 toneladas de CO2 cada ejercicio.

(Fuente: www.campogalego.com)